jueves, 15 de enero de 2009

Apaga y vámonos, que el último apague la luz

Apaga y vamonos, que el último apague la luz

Este refrán, en sus dos variedades usadas indistintamente en los países habla hispana, significa que algo toca a su fin.

Hace siglos, en el pueblo granadino de Pitres, dos clérigos aspiraban a una capellanía castrense, y apostaron un día quien sería capaz de decir la misa en menos tiempo.

Como uno oyó al otro comenzar diciendo "Ite, misa est", fórmula litúrgica que antecede a la bendición final, vuelto hacía el monaguillo exclamó:

¡Apaga y vámonos!

No hay comentarios: